Dificultades en la convivencia de pareja

Dificultades en la convivencia de pareja

Dificultades en la convivencia de pareja

  • Las dificultades en la convivencia  de pareja son normales ya que se juntan dos personas con historias de vida,, tradiciones y hábitos diferentes. El aspecto es cómo se tratan de afrontar para llegar a un equilibrio donde ambos puedan sentirse a gusto en la convivencia.

La convivencia en pareja supone un cambio para la misma. La forma en la que se afronta, la rigidez o la adaptación total al otro dejando de ser uno mismo, el control y dominio a la otra persona, la confianza o la desconfianza hacia lo que el otro hace, son factores que marcan el inicio y desarrollo de esta etapa y puede generar diferentes problemáticas que se no ser tratadas pueden intensificarse, con el progresivo deterioro personal y de pareja.

Muchas parejas señalan que al principio de la convivencia aceptaban todo del otro y que no les suponía tanto malestar, pero que según pasaba el tiempo y el enamoramiento queda en un segundo plano, lo que antes les era mínimo, ahora supone un grave problema, discusión y enfado por parte de ambos.

La forma en la que se regulan aspectos de la convivencia desde el principio resultan fundamentales para la evolución de la relación; los aspectos cotidianos del cuidado del hogar y a la pareja es a menudo un aspecto que suele generar diferencias entre las dos partes y que de no ser abordado  de forma sana, equitativa y teniendo en cuenta ambos puntos de vista implica tensiones futuras más graves que pueden acabar con la relación.

Numerosas parejas acuden a psicoterapia señalando tener una malísima relación, y lo que hay detrás es muchos pequeños conflictos cotidianos sin resolver que se han ido agrandando: el cuidado y limpieza de la casa, las tareas domésticas, cuidado de los hijos, las familias del otro su presencia en la convivencia de pareja, el cuidado de los animales domésticos, el uso y abuso de las redes sociales mientras se está en el hogar, el llevar trabajo a la casa de forma constante, la ausencia o insatisfacción de las relaciones sexuales, la estancia de los hijos de la pareja en la casa, las normas de convivencia, las amistades más o menos presentes, etc.

Abordaje de las dificultades en la convivencia de pareja

Poder acordar unos mínimos de convivencia desde el respeto, la empatía, la claridad en la comunicación y el cuidado son imprescindibles desde el principio, y muchas parejas lo pueden realizar por sí solas.

Hay situaciones en las que se ha pasado a un nivel en el que la comunicación y el entendimiento, o lograr unos acuerdos mínimos entre ambos resulta casi tarea imposible por la defensividad con la que se colocan las dos partes. En estos casos desde Punto Medio trabajamos para lograr ir más allá de unos mínimos acuerdos de convivencia. Se trata de poder entender al otro, de escucharle (aspecto que frecuentemente se ha dejado de lado); no desde una postura más defensiva y distanciada, sino como la pareja con la que en un momento nos planteamos un proyecto vital y quisimos compartir la convivencia.

Por tanto en las dificultades en la convivencia de pareja hay que profundizar y analizar con ambas partes qué se puede hacer de diferente escuchando las necesidades mutuas y fomentar la capacidad de entender al otro y ponerse en su lugar. Para ello el compromiso de ambos de forma real y constante es necesario, para no delegar la responsabilidad de lo que sucede en una de las partes.

Las dificultades en la convivencia de pareja deterioran mucho la relación. Hay personas que han optado por la resignación, por el conflicto constante, pero al final en ambas opciones la insatisfacción es tan grande que a menudo conlleva  la decisión de que cada uno vaya por su lado.

Contacta con nosotros, sin compromiso

651 055 848 Ir a formulario de contacto