Estrés y ansiedad

El estrés y la ansiedad

estres y ansiedad

El estrés es una respuesta fisiológica de nuestro organismo que es automática y que se produce ante situaciones en las que existe una percepción para la persona de cierto peligro.

Se generan entonces unos cambios fisiológicos que nos preparan para hacer frente: aumento de la presión arterial y de la frecuencia cardíaca, aumento de la tensión en los músculos, aumento del riego sanguíneo al cerebro, aumento de la secreción de adrenalina, disminución del riego sanguíneo a la piel y al sistema gastrointestinal, etc. Es así como nuestro cuerpo se centra en ese hecho y en disponer de energía para hacer frente al suceso que le acontece.

El problema surge cuando esta repuesta de estrés que es adaptativa, se da con demasiada frecuencia o durante tiempo prolongado, y deja entonces a la persona en una situación de constate activación, de nerviosismo y ansiedad constante.

La persona estresada percibe muchas demandas a las que responder (la mayoría de ellas serán demandas que la propia persona se ha ido construyendo, por lo que las exigencias no tienen por qué ser reales). De esta forma la persona activa su organismo con mucha frecuencia, forzándolo en exceso y por lo tanto produciendo síntomas físicos y psicológicos; desde taquicardias, dolores de cabeza y espalda, malas digestiones, dificultades de concentración y olvidos frecuentes, mareos, insomnio, nerviosismo, irritabilidad, ansiedad, etc.

No hay que olvidar las consecuencias que tienen para nuestro cuerpo toda esta presión, ya se han realizado estudios donde el estrés es un factor de riesgo para que se generen enfermedades digestivas, problemas cardiovasculares, ginecológicos, infecciones cutáneas, etc.

Los trastornos derivados de la ansiedad generan muchos obstáculos en la vida de la persona a distintos niveles. Son un grupo grande que engloba diferentes clasificaciones desde psiquiatría. Algunos de ellos son: trastorno de pánico con o sin agorafobia, agorafobia sin trastorno de pánico, fobia específica, trastorno obsesivo-compulsivo, trastorno por estrés postraumático, trastorno por estrés agudo, trastorno por ansiedad generalizada, etc.

Tratamiento del estrés y la ansiedad

En Punto Medio nos esforzamos en realizar valoraciones personalizadas y por ello trabajamos para poder acompañar a la persona en la situación que está viviendo de estrés y malestar conociendo la sintomatología, y el origen de la patología. En este tipo de patologías el apoyo médico es a menudo necesario, pero no suficiente.

Para hacer frente a esta situación es necesario saber de dónde vienen esa cantidad de obligaciones y expectativas que la persona se genera, los factores desencadenantes, y cuáles de las respuestas que realiza la persona son adaptativas y cuáles no lo son.

Una de las técnicas más importantes que se lleva a cabo en casos de ansiedad es la reestructuración cognitiva. Se analizan las percepciones, y su origen, fortaleciéndose la adquisición de habilidades de afrontamiento, así como la modificación de hábitos y del estilo de vida, que resultan fundamentales.

En lo referente al tratamiento farmacológico, trabajamos de forma coordinada con servicios de psiquiatría (públicos y privados) especializados en diferentes áreas.

Contacta con nosotros, sin compromiso

651 055 848 Ir a formulario de contacto