Nuevas parejas

 Nuevas Parejas

 

nuevas parejas2

El establecimiento de nuevas parejas es una realidad cada vez mas frecuente. Hace décadas se daba la creencia de una pareja para toda la vida, pero actualmente es frecuente que una persona pueda tener distintas parejas a lo largo de su vida; primero porque se han cambiado las concepciones de lo que se desea de cara a la pareja, segundo porque socialmente se ve más común el poder romper una relación de pareja y comenzar posteriormente otras, y por último porque vivimos más, y las necesidades que se van teniendo a una edad y otra van cambiando, y a menudo las parejas no avanzan en el mismo ritmo.
En las nuevas parejas nos encontramos una serie de peculiaridades específicas ya que las personas que se unen provienen de un pasado que las ha marcado y las sesga. Muchas nuevas parejas tienen dificultades por aspectos mínimos, y es que frecuentemente se acaban repitiendo patrones que se hicieron en el pasado con las anteriores relaciones.
La forma de afrontar las dificultades especificas que tienen como pareja, y aquellas que vienen de su pasado, sobre todo de sus relaciones afectivas anteriores, son necesarias de abordar en la psicoterapia.

El tratamiento en las nuevas parejas va enfocado sobre todo a reforzar a la pareja con sus peculiaridades, y sabiendo manejar la forma en que cada uno afronta y comprende su historia afectiva pasada.

Intervención con nuevas parejas

Cualquier pareja que comience una nueva relación va a necesitar un tiempo de adaptación y conocimiento. Pero sí hay ciertos aspectos en los que la psicoterapia, o la mediación puede aclarar ciertas situaciones; el poder comprender al otro, el llegar a formalizar una serie de acuerdos que se cumplan y que fortalezcan a la pareja, etc.

Es necesario en las nuevas parejas centrarse en el aquí y ahora de la relación para evitar situaciones de tensión o defensividad por pensar que uno esta viviendo otra vez lo mismo que sufrió en su día con parejas anteriores y que expongan a la pareja a una situación crítica y dolorosa. Ahondar en la forma de construcción de la relación, manera de manifestar los acuerdos y desacuerdos, comunicación más o menos clara o encubierta, forma de abordar los conflictos y dificultades resulta necesario para poder fortalecer la relación.

La propia pareja tiene los mecanismos para poder abordarlo sin necesidad de recurrir a un profesional, pero hay situaciones donde el nivel de tensión, rigidez, falta de comunicación y entendimiento resulta tan elevado, que el apoyo de un profesional externo resulta de gran ayuda para retomar el sentido de la relación en las nuevas parejas.

Contacta con nosotros, sin compromiso

651 055 848 Ir a formulario de contacto