Problemas en la vejez

vejez

En las últimas décadas no hay duda de que ha habido un progresivo envejecimiento de la población, y por tanto de un aumento de la esperanza de vida. Si antes a una persona se le consideraba ‘mayor’ por tener 55 -60 años, y su media de mortalidad podían ser los setenta años, ahora mismo nos encontramos con un largo periodo de vejez que puede extenderse durante varias décadas.

Sólo hay que fijarse en la vida de cualquiera para pensar en lo que hemos podido cambiar durante 20 años. Pues eso sucede en la vejez actual; etapa que puede comenzar a los sesenta y cinco años y prolongarse hasta los setenta, ochenta, noventa o cien. Mucho tiempo en la vida de una persona en la que es fundamental cómo se afronta.

Por tanto, la vejez puede ser una etapa muy larga, y que frecuentemente va a ir acompañada de un deterioro físico y/o mental más o menos progresivo. Además se va despidiendo a personas significativas como familiares y amigos.

En las parejas mayores, una de las partes suele cuidar de la otra, lo que les produce un sentimiento de frustración, malestar, angustia y tristeza y ausencia de espacio personal.

Por tanto la vejez es una etapa que conlleva diferentes cambios. Se puede ir padeciendo algún deterioro cognitivo por demencias, ansiedad o depresión; problemas al dormir, concentrarse que provocan un alto malestar a la persona. Si a todo esto se le añade que la pareja vive algo similar, se producen conflictos en la relación que agravan la situación.

Pero sobre todo la vejez puede ser una etapa de descubrimiento y de manejo de la aceptación hacia los cambios que van surgiendo, que si no se afrontar de manera saludable se estancan y se transforman en límites rígidos difíciles de modificar.

Tratamiento de los problemas en la vejez

A través de intervenciones individuales y grupales se trabaja para poder afrontar lo que se está viviendo y estrategias para fomentar un pensamiento más activo, estrategias de afrontamiento de problemas y elaborar nuevas formas de pensamiento para que no se queden enganchados en lo negativo en esta etapa vital. En la vejez es muy importante mantenerse activo y desarrollando las capacidades personales.

Por ello desde Punto Medio realizamos terapias individuales, de pareja o familiares para poder acompañar esta etapa de la vida tan importante; no desde la resignación, la amargura o la impotencia, sino desde la aceptación, la superación y el desarrollo de las nuevas posibilidades a fomentar. En lo referente al tratamiento farmacológico, trabajamos de forma coordinada con servicios de psiquiatría (públicos y privados) especializados en diferentes áreas.

Contacta con nosotros, sin compromiso

651 055 848 Ir a formulario de contacto